Coronas y Puentes

  • Coronas y Puentes

¿Qué son las coronas y los puentes?

Las coronas y la mayoría de los puentes son prótesis que se colocan de manera fija. A diferencia de las prótesis removibles, que se pueden quitar y limpiar diariamente, las coronas y los puentes fijos se cementan sobre los dientes o implantes existentes, y sólo un dentista puede extraerlos.

¿Cómo funcionan las coronas?

Una corona se utiliza para cubrir completamente un diente destruido. Además, se puede utilizar para mejorar el aspecto, la forma o la alineación del diente. Una corona también se puede colocar sobre un implante para lograr la forma y la estructura funcional de un diente.

El dentista recomendará una corona para:

  • Reemplazar obturaciones de gran tamaño, cuando no queda suficiente diente
  • Evitar que un diente debilitado se fracture
  • Reparar un diente fracturado
  • Colocar un puente
  • Cubrir un implante dental
  • Cubrir un diente descolorido o deformado
  • Cubrir un diente que ha sido sometido a un tratamiento de conducto radicular

¿Cómo funcionan los puentes?

Si le faltan uno o más dientes, el dentista le recomendará un puente. Los espacios libres entre los dientes que faltan hacen que, con el tiempo, los dientes restantes roten o se desplacen hacia los espacios vacíos, lo cual provoca una mordida inapropiada. El desequilibrio causado por los dientes ausentes también puede producir enfermedad de las encías y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

CORONAS y PUENTES

Tipos de Coronas Dentales:

Las coronas, al igual que las carillas dentales, suelen clasificarse según el material con el que se fabrican. Podemos encontrar principalmente 5 tipos de coronas:

• Metal: Están fabricadas exclusivamente con metal, lo que tiene la ventaja de que son seguramente las más duras y las que mejor resisten al desgaste, pero la desventaja de quedar poco vistosas entre los demás dientes. Por eso cuando se utilizan suelen hacerse en los dientes posteriores y nunca en los dientes más visibles al hablar o sonreír.
• Metal-Porcelana: Estas coronas se fabrican fundiendo porcelana sobre metal, por lo que vienen a ser algo así como las coronas de metal con una capa de porcelana similar a la usada en las carillas de porcelana. Esto hace que sean más estéticas, pero tienen la desventaja de que son menos fuertes y pueden romperse o astillarse por el uso. Otro inconveniente es que puede quedar una pequeña línea de color metal entre el diente y la encía, sobre todo si la propia encía se desplaza y deja más diente a la vista.
• Porcelana: Son más naturales que las anteriores (metal-porcelana) pero menos resistentes que estas. Por eso, se utilizan casi exclusivamente en dientes delanteros, que tienen más necesidades estéticas y no intervienen tanto en la masticación como los molares y premolares.
• Circonio: Sin duda son las coronas dentales que mejores resultados ofrecen en relación estética-resistencia. Pero esto hace que también sean las más caras.
• Composite: Esta es la última opción para bolsillos más ajustados. Se pueden realizar con la misma resina que se realizan los empastes (composite) de forma parecida a las carillas de composite, pero cubriendo todo el diente. Son las menos resistentes y se desgastan más fácilmente. Por eso, consideramos que son una opción temporal hasta que el paciente pueda ponerse coronas de otro tipo.


FINANCIACIÓN

En nuestra clínica nos adaptamos a sus necesidades, por ello tiene la posibilidad de financiar sus tratamientos en 3, 6, 9, 12 meses sin intereses.
Para más de 12 meses de financiación consultar en la Clínica. Es una buena manera de ir pagando poco a poco su tratamiento. Consulte también las opciones para financiación en 24 meses.
Queremos ofrecerle profesionalidad, atención y le garantizamos la calidad de nuestros materiales.
Solicite una primera consulta totalmente gratuita, le daremos diferentes opciones a su tratamiento, le haremos entrega de un presupuesto sin compromiso.